domingo, julio 3

Los científicos urgen a luchar contra el cambio climático

Por: La Redacción.-

Santo Domingo, R.D. (LP).- Más de 200 revistas científicas del ámbito de las Ciencias de la Salud de todo el mundo se han unido para publicar simultáneamente un editorial en el que se insta a los líderes mundiales a que 2021 sea el año decisivo en la lucha contra el cambio climático.

Los expertos reclaman que se tomen medidas urgentes para limitar el aumento de la temperatura global, detener la destrucción de la naturaleza y proteger la salud.

Los objetivos que se han establecido recientemente para reducir las emisiones y conservar la biodiversidad son bienvenidos, pero no suficientes. «Aún deben combinarse con planes creíbles a corto y largo plazo», afirma.

El texto se ha publicado en las principales revistas de todos los continentes, incluyendo el BMJ, Lancet, New England Journal of Medicine, East African Medical Journal, Chinese Science Bulletin, National Medical Journal of India, Medical Journal of Australia, International Nursing Review, la Revista de Sáude Pública de Brasily 50 revistas para especialistas vinculadas a BMJ, incluyendo el BMJ Global Health y Thorax.

«Los profesionales de la salud han estado en la primera línea de la crisis de la covid-19 y están unidos para advertir que superar el incremento de 1,5ºC de la temperatura global y permitir la destrucción continua de la naturaleza traerá la próxima crisis, mucho más mortal», advierte Fiona Godlee, editora jefe de BMJ y una de las coautoras del editorial. «Las naciones más ricas deben actuar más rápido y hacer más para ayudar a los países que ya sufren temperaturas más altas. 2021 tiene que ser el año en que el mundo cambie de rumbo. Nuestra salud depende de ello »

«A pesar de la necesaria preocupación mundial con la covid-19, no podemos esperar a que pase la pandemia para reducir rápidamente las emisiones», señala el editorial. Su publicación se produce con motivo de la Asamblea General de la ONU, prevista para la próxima semana. Se trata de una de las últimas reuniones internacionales que tendrá lugar antes de la próxima Cumbre del Clima (COP26), que se celebrará en noviembre en Glasgow, Reino Unido. Los autores consideran que se trata de un momento crucial para instar a todos los países a entregar planes climáticos mejorados y, sobre todo, más ambiciosos para cumplir los objetivos del Acuerdo de París, el tratado internacional sobre cambio climático adoptado por 195 países en 2015.

Durante décadas, los profesionales de la salud y las publicaciones científicas han estado advirtiendo sobre los impactos severos y crecientes en la salud del cambio climático y la destrucción de la naturaleza.

Por ejemplo, los autores recuerdan que, en los últimos 20 años, la mortalidad relacionada con el calor ha aumentado en más de un 50% entre las personas mayores de 65 años. Las altas temperaturas han conllevado el aumento de la deshidratación y pérdida de la función renal, neoplasias dermatológicas, infecciones tropicales, efectos nocivos en la salud mental, complicaciones en el embarazo, alergias y mayor morbilidad y mortalidad cardiovascular y pulmonar.

Afectan además de manera desproporcionada a los más vulnerables, incluidos los niños y los ancianos, las minorías étnicas, las comunidades más pobres y las personas con problemas de salud subyacentes. Por otro lado, el calentamiento global también perjudica a los principales cultivos y obstaculiza los esfuerzos para reducir la desnutrición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *