jueves, mayo 19

Especialista muestra avances de terapia inmunosupresoras

Por. La Redacción.-

Santo Domingo, R. D. (PS). – El 2 de junio se conmemora el Día Nacional contra la Miastenia Gravis, una enfermedad neuromuscular autoinmune y crónica que según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), afecta a unas 15.000 personas en España.

Nuria Muelas, coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Neuromusculares de la Sociedad Española de Neurología, indicó que cada año se diagnostican en España unos 700 nuevos casos.

“Existen dos picos de incidencia, uno en adulto joven, donde predomina en mujeres, y el otro en edad adulta tardía, con predominio de hombres” puntualizó Muelas.

Neurólogos analizan enfermedades de la unión neuromuscular

Muelas señaló que un 60% de los casos se diagnostican durante el primer año que se experimentan los primeros síntomas.

Dentro del avance de terapia inmunosupresoras, en el que un 70 por ciento de los casos, la enfermedad se inicia con la afectación de la musculatura ocular, que se traduce en visión doble y caída de párpados.

En un 30 por ciento de los pacientes la enfermedad se seguirá manifestando exclusivamente a nivel ocular, pero es frecuente que generalice a otros músculos, como los de la cara, extremidades o región bulbar.

“Las personas que se ven afectados, sus músculos respiratorios entre un 10 a 15 por ciento de los pacientes, presentan la mayor gravedad y mayor riesgo de mortalidad», indicó la especialista en enfermedades neuromusculares.

No obstante, la enfermedad puede debutar a cualquier edad, un 10 a 20 por ciento de los casos debutan en la edad infantil y juvenil.

Además, España es uno de los países en los se registra una mayor incidencia de casos desaparición tardía, llegando a suponer casi el 60 por ciento de los nuevos casos, frente a menos del 50 por ciento que supone en otros países del entorno.

La miastenia gravis es una enfermedad que se produce por un bloqueo entre la transmisión del impulso nervioso, el nervio y el músculo, manifestándose con fatiga y debilidad muscular, que aumenta en los momentos de actividad y disminuye con el descanso.

Aunque puede afectar a cualquier músculo esquelético del cuerpo, lo más frecuente es que afecte a los músculos oculares, a los bulbares (encargados del control del habla, la masticación y la deglución) y a los de las extremidades.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *